Demostración de enseñanza en hormigas

5 marzo 2006, Domingo at 12:28 Deja un comentario

Ciertas especies de hormigas usan una técnica conocida como “marcha en tándem” para llevar a otra hormiga desde el hormiguero a una fuente de comida. Las señales entre las dos hormigas controlan la velocidad y el curso de la marcha.

Al inicio de una marcha en tándem, la hormiga líder encuentra un individuo inexperto que desea seguirla. Pero las marchas en tándem son más bien lentas porque el seguidor frecuentemente hace una pausa para buscar rasgos a su alrededor que le permitan aprenderse la ruta. Sólo cuando el seguidor ha hecho esto, da golpecitos en las patas posteriores y el abdomen de la líder para hacerle saber que la marcha en tándem puede continuar.

El análisis detallado hecho por los investigadores sobre los movimientos de la líder del tándem y sus seguidoras, muestra la retroalimentación mutua entre ellas: si la distancia entre ambas se hace demasiado grande, la líder disminuye la velocidad y la seguidora acelera; y si la distancia entre ambas se hace demasiado pequeña, la líder acelera y la seguidora disminuye la velocidad.

Es como si la líder estuviera remolcando a la seguidora, pero el proceso es muy intermitente, porque esta última está dictando la velocidad de la lección, deteniéndose frecuentemente para consolidar su conocimiento creciente del camino que ha tomado.

Las líderes del tándem pagan un precio porque ellas normalmente habrían alcanzado la comida alrededor de cuatro veces más deprisa si no fueran estorbadas por una seguidora. Pero el beneficio es que la seguidora aprende dónde está la comida mucho más rápido que si lo hubiera hecho de modo independiente. Las seguidoras aprenden tan bien sus lecciones que a menudo se vuelven líderes de otros tándems para aquella misma ruta, y de esta manera los flujos de información ahorran tiempo en las colonias de hormigas.

La capacidad de enseñar en las hormigas indica que la enseñanza puede evolucionar en los animales con pequeños cerebros. Evolutivamente, es probable que en los animales sociales sea el valor de la información lo que determina cuándo evolucionará la enseñanza, más que las limitaciones en el tamaño del cerebro.

Entry filed under: Insectos. Tags: .

¿Qué es el Zen? ¿Por qué los pingüinos se contonean pero no se caen?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: