Ginkgo biloba

5 marzo 2006, Domingo at 14:42 1 comentario

La historia de este arbol:

El árbol del Ginkgo es el único representante vivo del orden de las Ginkgoales, un grupo de gimnospermas compuesto por la familia Ginkgoaceae, consistente en cerca de 18 miembros, con sus más antiguas hojas fósiles fechadas hace 270 millones de años atrás, en el período pérmico, así que en la era de los dinosaurios (jurásico hace 213 millones de años) ya existía. Las hojas fósiles y los órganos vegetativos muestran que en ese tiempo había al menos dos especies. Durante el jurásico medio hubo un gran incremento en especies (5 ó 6), con una diversidad máxima (al menos 11 especies) durante el período cretáceo (hace 144 millones de años), en áreas conocidas ahora como Asia, Europa y Norte América. Fue común y estuvo diseminado por largo tiempo.
Debido a cataclismos geológicos, tan solo quedó una especie (Ginkgo adiantoides) en el terciario (hace 65 millones de años). La extinción de los dinosaurios y de los grandes reptiles como importantes dispersores de las grandes semillas puede también haber influido en esta declinación, que está aparejada con los registros de fósiles.

Éste arbol…, del cual los dinosaurios comían sus hojas, es un arbol venerado y respetado por los budistas.
Los científicos creían que se había extinguido, pero en 1691 el alemán Engelbert Kaempfer descubrió el Ginkgo en Japón. Los ginkgos habín sobrevivido en China y allí se encontraban principalmente en monasterios en las montañas y en los jardines de palacios y templos, donde los monjes budistas cultivaron el árbol desde cerca del 1100 AD por sus muchas buenas cualidades. Desde allí se propagó (por semillas) a Japón (alrededor del 1192 AD con alguna relacióon con el budismo) y a Korea.

A fines de la II Guerra Mundial, el 6 de agosto de 1945, una bomba atómica fue lanzada en Hiroshima por los americanos. Las plantas y árboles en el área alrededor del epicentro fueron examinados en septiembre de 1945. El Ginkgo, situado junto a un templo distante cerca de 1 km del centro de la explosión, fue el primero en brotar después de la explosión, sin deformaciones mayores (el templo mismo fue destruido). El sitio del templo en Housenbou era más pequeño después de la guerra y consideraron transplantar o echar abajo el Ginkgo para reconstruir el templo. Se decidió dejarlo allí y ajustar el templo a aquél, así el templo ahora tiene peldaños en el frente, divididos en lados izquierdo y derecho, protegiendo el Ginkgo dentro de esta forma de U. Grabados en él “No más Hiroshima” y plegarias de la gente por la paz.
Cuatro árboles Ginkgo bombardeados con atómicas están vivos todavía.
Por lo tanto es considerado como el ‘portador de esperanza’.

hoja de ginkgo

Entry filed under: Plantas. Tags: .

Sección medio ambiente Guardamar del Segura

1 comentario Add your own

  • 1. ^^Solrac  |  11 marzo 2007, Domingo a las 14:40

    Qué bonito, no sabía que tuviera más historia de la que ya conocía, adoro a este árbol😀

    Saludos😉

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: