Los humanos alientan la peor oleada de extinciones desde los dinosaurios

21 marzo 2006, Martes at 21:46

INFORME DE LA ONU:

Indígenas brasileños, durante la apertura de la Conferencia de la ONU en Curitiba. (Foto: AP)

Indígenas brasileños, durante la apertura de la Conferencia de la ONU en Curitiba.
OSLO.- Los seres humanos son los responsables de la peor oleada de extinciones de otras especies desde que los dinosaurios habitaran la tierra, hace 65 millones de años, según un informe de la ONU.Hábitats que van desde los arrecifes de coral a las selvas tropicales se enfrentan cada día a más amenazas, según señala la Convención para la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas (ONU), en un texto publicado con motivo de la reunión del organismo en Curitiba (Brasil), que durará hasta fin de mes.

“Somos responsables de la sexta mayor extinción de la historia de la Tierra, y la mayor desde que desaparecieron los dinosaurios“, según el texto, de 92 páginas.

La creciente población humana de 6.500 millones de habitantes está dañando el medio ambiente de animales y plantas a través de la polución, la expansión de las ciudades, la deforestación, la introducción de especies foráneas y el calentamiento global.

El documento estima que el actual ritmo de extinciones es mil veces más rápido que los niveles históricos, dificultando el objetivo global establecido en la cumbre de la ONU de Johanesburgo en el 2002 de “alcanzar, para 2010, una reducción significativa del actual ritmo de pérdida de biodiversidad”. “Se necesitarán esfuerzos sin precedentes para alcanzar ese objetivo a nivel nacional, regional y global”, subraya el texto.

Destrucción sin freno

Según una lista de la organización World Conservation Union, se sabe que 844 animales y plantas se han extinguido en los últimos 500 años, una cifra que se cree está subestimada.

El documento insta a que se hagan esfuerzos para salvaguardar hábitats como los desiertos y las selvas y a la mejor gestión de recursos acuíferos y madereros. Aproximadamente, un 12% de la superficie de la Tierra está en áreas protegidas, frente a sólo el 0,6% de los océanos.

También recomienda más recortes de los niveles permitidos de contaminación y reducir las emisiones industriales de gases por combustión fósil, considerada una causa del calentamiento global.

El informe señala, por ejemplo, que desde 2000 a 2005 la pérdida neta anual de bosques fue de 7,3 millones de hectáreas, el equivalente al tamaño de Panamá o Irlanda. Y añade que las pérdidas medioambientales anuales de la introducción de pesticidas en EEUU, Australia, Reino Unido, Sudáfrica, India y Brasil se ha estimado en más de 100.000 millones de dólares.

Aproximadamente 300 ‘especies invasivas’ —moluscos, crustáceos y peces— se han introducido en el Mediterráneo a partir del mar Rojo, desde que a finales del siglo XIX se abrió el Canal de Suez.

El texto sugiere que hay “progresos razonables” hacia la cooperación global pero “limitados” para asegurar suficientes fondos e investigación. Además, estima que la ayuda anual para frenar la pérdida de biodiversidad ha caído a 750 millones de dólares anuales, desde los 1.000 millones de dólares en 1998.

Pues eso señores, nos cargamos el planeta, somos como el cáncer de la tierra ¬¬

Entry filed under: Extinción por culpa de los humanos. Tags: .

Lectura-Escritura NTFS desde Linux Matanza de focas en Canadá



A %d blogueros les gusta esto: