La vida, una espiral de contradicciones

21 noviembre 2007, Miércoles at 22:50 1 comentario

Este texto lo ha escrito una amiga, Silvya, pero es exactamente un planteamiento que me he hecho muchas veces...

“No creo que este viviendo, tan solo actuando…dejando pasar los días…el siguiente igual al anterior y este a su vez, al que va delante…

Siento que es todo un decorado, que todos actuamos en una gran obra de teatro, que es la vida, cada uno juega su papel, y cuando ha terminado su representación, sale de escena, muere.

 

Lo veo así, tan banal, tan fingido, superficial, como una representación, cada uno de nosotros intenta ponerse un disfraz para ser quien realmente no es…las motivaciones pueden ser aparentar, ganar prestigio, autoengañarse para sentirse bien consigo mismo, o bien pueden ser protegerse, evadirse, huir, ya sea por miedo o frustración ante el hecho de descubrir que forma parte de la obra…que todo lo que le han hecho creer en la vida..todo por lo que a luchado, sufrido, llorado, reído, todo forma parte de una espiral de mentiras y manipulación dirigida, ocultada y permitida por entes que deambulan por el escenario…

 

Nosotros inevitablemente nos encontramos ahí, y los que intentan salir de ella terminan locos, marginados o incluso muertos.

Pero la gente no suele descubrir su papel, los actores ni siquiera saben que lo son, y claro, son felices. Ellxs creen que sus vidas son reales, sus necesidades, sus bienes materiales…en definitiva el decorado. Ellxs no lo ven como tal, lo ven como su vida, una vida q les han robado, los q mueven los hilos, pero al mismo tiempo…Quién mueve los hilos de los que en escena nos manejan, manipulan, engañan y controlan…? Ellos también son humanos, aunque dentro de la obra unos manejen a otros por el papel que desempeñen en la representación…Porque inevitablemente, y al mismo tiempo, ellxs también forman parte de la mentira…Pero…lo saben? Probablemente no..Posiblemente también quieran creer que lo que ellos construyen en el aire, sus imperios, sus riquezas,…las cosas q para ellos son tan transcendentales…son reales, cuando en realidad son mero papel maché.

 

Y es que es así, aunque queramos o intentemos negarlo…vivimos en una sociedad totalmente absurda….

 

¿Para que sirven las conversaciones banales, las vidas manejadas, las personas superficiales, el tiempo enlatado, el estrés, las obligaciones, el trabajo asalariado, el aparentar, la belleza exterior , las modas,  las cosas materiales,…para que? Todo eso es una perdida de tiempo…todo es un inmenso engaño, en el que nos vemos inmersos.

 Los que hemos llegado a esta conclusión, somos afortunados? Para que? Es mas afortunado aquél que vive en su feliz engaño? O el que se da cuenta de todo y puede volverse loco porque se siente impotente? Por que…por más que intenta abrir los ojos a los demás actores…éstos solo le responden con rechazo represión y marginación social…? Le toman por loco, y le pierden el respeto…Merece la pena intentarlo? O es mejor creerse feliz viviendo en un engaño…?

 

Dicen que ojos que no ven, corazón que no siente…Añado a este dicho popular, ojos que ven, corazón resentido y cabeza perturbada…

Piensas esto..Y al mismo tiempo, sigues en el bucle…¿Para qué? ¿Porqué? Sin poder salir de él…¿O sí? Y, si es así, ¿Cómo? ¿Qué puedo hacer? ¿Alguien más siente lo mismo..? Y todas esas ideas rebotan en tu cabeza, formando una madeja en la cual es difícil descubrir donde comienza el hilo…

 

 Pero es que, la cosa no acaba aquí…Porque, incluso los que nos damos cuenta de esto,..no somos conscientes de toda la obra, quizás se nos iluminó la bombilla en una escena concreta…y nos pensamos q el resto de la obra no fue obra, sino fue verdad, pero…¿Hasta qué punto?

 

Cuando el humano sabe algo, comienza a imaginar lo que a sus ojos no le alcanzan, y comienza a deducir por tanto, a crear hipótesis…: “Si sé asta aquí…y esto es un engaño, quizás eso que doy por sentado también lo sea…”

 

Pero es muy duro pensar que algo que dabas por sentado no es tan seguro, y que se tambalea ante ti… ¿Cómo nos sentiríamos si nos dijeran que toda nuestra vida ha sido un enorme engaño? Un gran decorado…Y nuestras relaciones se hayan basado en meras actuaciones y diálogos previamente escritos…? Probablemente dolidos, frustrados, engañados, traicionados…

 

La posibilidad única entre cien de que esto sea posible, ya hace al hombre plantearse el hecho de la existencia y realidad de esa posibilidad…y comienza a pensar…”¿Y si esto fuera así?”

 

… Entonces, comienza a percibir lo que eso significaría y de inmediato  anula esos pensamientos como mecanismo de defensa. Sabe que así se perturbaría y acabaría probablemente loco…

 

Por tanto, deja de razonar…intenta ser “feliz” y busca eso que los anuncios televisivos llaman felicidad, en lo que la sociedad de cartón le ofrece. De esta manera se resguarda, se protege, aun sabiendo la verdad…Por el miedo que le paraliza, el miedo que le han inculcado, el miedo a lo desconocido…a lo que podría ser…

 

Se protege de todo eso, y de él mismo, en las faldas de la representación, del engaño, del que es consciente y por tanto cómplice…

 

 ¿Entonces? ¿A dónde lleva esto? A una clara hipocresía…Por tanto, sigue formando parte de la cadena, sigue siendo un eslabón más, aunque ahora consciente, pero cobarde.

 

Al mismo tiempo otros eslabones caen en la cuenta de su hipocresía, y de todo el decorado, y realizan la misma reflexión, y todo vuelve a empezar…

 

Con la diferencia de que algunos entes siguen reflexionando, acaban enloqueciendo, y quien sabe, nadie ha podido entrar en la mente de muchos suicidas…Y aunque hubiesen podido, tal vez tampoco les hubiera interesado…quizás por miedo a descubrir lo que les ha llevado a esa delimitada decisión…

 

Quién sabe…Eso nadie lo sabrá…Solo los que se atrevan a pasar la barrera de la cordura para adentrarse en los inhóspitos parajes de la locura…O la cordura, según como se mire…Por que…¿Quién está más cuerdo…Alguien que ni siquiera sabe que lo manejan, que es actor de su propia vida, y se cree feliz?…O alguien que aún percibiendo el engaño, llega a plantearse por miedo, comodidad, o cobardía…seguir formando parte de la obra, a sabiendas de que todo es un simple decorado? Que todo se reduce a eso…a lo superficial…y por lo tanto, es un gran engaño?…O quizás…sea más cuerdo que los anteriores el que se da cuenta del engaño e intenta investigar mas allá…sin miedo a enloquecer, sin miedo al que dirán, sin miedo a la muerte, sin miedo a lo  desconocido, sin miedo a la frustración, sin medo a encontrarse con lo que no espera..o con lo que teme..o con lo que prefiere que no suceda…?

 

Pero a pesar de todo, el bucle sigue girando…con nosotros encima del escenario…Esta ahí, sigue sucediendo inevitablemente…aunque no investiguemos…Por más que prefiramos vivir en nuestra feliz ignorancia o aunque pretendamos seguir fingiendo en nuestra falsa y absurda vida normal…”


Sencillamente genial.

Entry filed under: 1. Tags: .

Legalizarla, ¿si o no? Nuestro falso mundo feliz

1 comentario Add your own

  • 1. lau  |  30 enero 2008, Miércoles a las 23:30

    y cual es el siguiente paso?

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed



A %d blogueros les gusta esto: